Con la llegada del covid 19 muchas empresas decidieron, de la noche a la mañana, y sin experiencia alguna, poner en marcha acciones para que sus empleados comenzaran a teletrabajar.

Como las circunstancias eran las que eran, pues se empezó de golpe, sin contar con opiniones, estudios previos, fases de adaptación… Por suerte, en otras empresas ya hacía años que se venían aplicando este tipo de medidas y para estos trabajadores no fue un cambio tan brusco.

¿Pero podemos llamar a lo de ahora teletrabajar? Pienso que en realidad no tanto, porque cuando teletrabajas lo haces, entre otras cosas, por un claro objetivo de mejorar la conciliación entre tu vida personal y laboral, y eso representa poder ir a recoger o llevar los niños al colegio, hacer la compra, o incluso dedicar el tiempo que antes te llevabas en el atasco de hora punta a ir al gimnasio.

Sin embargo, ahora la necesidad se ha convertido en norma. En nuestro equipo hemos participado en múltiples proyectos para implementar sistemas de teletrabajo en empresas de diferentes sectores, en proceso paulatinos que ahora se han visto acelerados debido a la situación. Eso nos ha exigido, como a tantas empresas y equipos, adaptarnos y ser aún más eficaces.

De pronto muchos empleados han tenido que ser enormemente autodidactas, a la hora de organizar su tiempo de trabajo, aprender nuevas formas de comunicarse y mantener el contacto con los miembros de su equipo y con clientes, resolver conflictos, liderar y formarse en remoto… Tomar nuevas decisiones en un entorno desconocido y de incertidumbre.

Sin embargo, esta labor se verá recompensada con una mejor y mayor preparación para la nueva realidad a la que se tengan que enfrentar las empresas cuando esta crisis comience su retroceso.

Sin duda, las empresas pondrán en valor, tanto para los empleados en plantilla como para los nuevos que se incorporen, el que hayan podido adquirir nuevas capacidades dentro de este periodo.

Entonces en el teletrabajo podremos ver esos beneficios de antes de la pandemia. El poder organizar y ser más flexibles con nuestro tiempo de trabajo, avanzando hacía esa tan anhelada conciliación entre nuestra vida personal y laboral.

Desde Motivateam, nuestro equipo ha emprendido ya la tarea de acompañar a las empresas y profesionales en el camino hacía esta nueva realidad, con nuestras herramientas formativas, de coaching, gamificación, teambuilding… todo ello dentro del necesario, más que nunca, entorno de las nuevas tecnologías, que nos permiten afianzar y poner en valor capacidades desarrolladas, por ejemplo, en el teletrabajo.