Son innumerables las veces que, como coach, me han hecho esta pregunta. Definiciones de coaching existen muchas, dependiendo desde que filosofía, corriente o ámbito se haga. Yo como coach estoy formado en Coaching Integral. ¿Qué quiere decir eso? Que mi formación tiene el objetivo de integrar las principales corrientes del coaching:

Por un lado, el coaching basado en la acción, donde damos mayor importancia a los objetivos. Es una corriente más pragmática que viene de Estados Unidos. Por otro lado, tenemos un coaching más enfocado en la persona, más humanista… Es la corriente europea. Y la última, aunque no menos importante, tenemos una tercera corriente, la ontológica, que se focaliza en la importancia del lenguaje, y se sigue mayoritariamente en Latinoamérica.

A continuación, te ofrezco un par de definiciones sobre el Coaching que me parecen especialmente relevantes:

Para John Whitmore “El Coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle”.

Para Talane Miedaner: “El Coaching cubre el vacío existente entre lo que eres ahora y lo que deseas ser. Es una relación profesional con otra persona que aceptará sólo lo mejor de ti y te aconsejará, guiará y estimulará para que vayas más allá de las limitaciones que te impones a ti mismo y realices tu pleno potencial”.

Estos principios los llevamos al mundo laboral, aplicando el coaching a situaciones que se dan todos los días en el lugar de trabajo (que ahora, en muchos casos, se ha convertido en tu propia casa) a la comunicación, la motivación… llevando a los equipos a su mayor potencial, espacios de reuniones eficaces…

Desde hace tiempo, el coaching se ha convertido en una herramienta eficaz para empresas, organizaciones y profesionales que buscan desarrollar al máximo y adquirir las habilidades que les conduzcan a la consecución de sus objetivos.

En resumen, el Coaching empresarial es el camino desde quien eres a quien quieres ser. Es tomar el presente e impulsar un cambio a futuro…

En Motivateam estamos convencidos de la importancia del Coaching para las empresas y organizaciones y, sobre todo, de la combinación de esta con dinámicas de team building, formación o gamificación para integrar y reforzar los resultados obtenidos.